viernes, 12 de octubre de 2018

La maldición de Hill House -películas-

La maldición de Hill House es una novela de Shirley Jackson que ha sido "adaptada" al cine en 2 ocasiones.

La casa encantada / La mansión encantada (The Haunting; 1963) de Robert Wise (sí, el director de West Side Story y Sonrisas y lágrimas).


La guarida (The Haunting; 1999) de Jan de Bon (director de fotografía luego metido a director responsable de Speed y Twister).



Aunque en apariencia la novela es la típica historia de una casa encantada, y a priori eso parece relativamente fácil de llevar al cine, ninguno de los dos intentos han resultado demasiado redondos.
En parte, porque la novela tampoco lo es.
La novela de Shirley Jackson es bastante rara.
A mi humilde modo de leer, la cosa va del encuentro y relación entre el personaje A y el personaje B.

El personaje A es una muchacha llamada Eleanor.
Y el personaje B es... la casa.

Cuando la historia arranca, Eleanor recibe una invitación para pasar unas vacaciones en una casa en la colina (Hill House). Eleanor ha pasado los últimos 11 años cuidando a su madre enferma y, tras fallecer la madre, su casa ha sido invadida por su hermana y el marido e hij@ (en una película es niña, en otra es niño y en la novela no recuerdo porque no tiene importancia alguna).
El caso es que Eleanor vive realquilada en su casa y atrapada en una vida tan oprimida e insignificante que decide pedir prestado su (medio) coche e irse. 
En la novela todo el viaje en coche de Eleanor hacia la casa ocupa muchas páginas, incluso antes de ponerse a conducir empuja a una anciana que viene de la compra (otro detalle que la novela inicia pero que no tiene, luego, importancia alguna. Uno de los muchos hilos sueltos que la novela va dejando).

La casa tiene mucha historia de antes. El constructor, su esposa, sus hijas que se pelean por la herencia, sus muertes, la ama de llaves que se "apodera" de la casa y su trágica muerte... Todo ese pasado es muy interesante (y terrorífico) pero a nadie parece importarle, porque tanto Shirley Jackson, como los directores que la adaptan luego, pasan bastante de puntillas por todo eso. Básicamente cuando la historia arranca: la casa está maldita.

La trama es que un científico, el Dr. Marlow, ha decidido alquilar Hill House para demostrar que los fenómenos paranormales existen. Para ello invita a varias personas para que sean sus conejillos de Indias (no se sabe a cuántos invita, pero el caso es que sólo vienen 2).
Eleanor y Theo.
Se supone -porque así se nos dice- que Theo tiene algún tipo de "poder"  (adivinó unas cartas en un experimento, se nos dice) pero ni en la novela ni en las películas, Theo hace/dice ABSOLUTAMENTE NADA que indique que percibe "algo" o que siente/tiene algún tipo de poder durante su estancia en la casa. 
Su personaje se limita a coquetear con Eleanor (lo que produce, en la novela, un pseudo-enamoramiento-posterior-desengaño).
En la versión cinéfila de 1999, Theo la interpreta Catherine Zeta-Jones y me gustaría que leyeran la descripción que hay del personaje en Filmaffinity  "Theo, una exuberante bisexual."
Ò_Ó

A Eleanor la invita el Dr. Marlow a Hill House porque, se nos dice, de pequeña sufrió un fenómeno paranormal en forma de lluvia de piedras en su casa. Esto es interesante porque también lo sufre Carrie, la protagonista de la primera novela de Stephen King, quien parece ser muy fan de la novela de Shirley Jackson.

Hill House 


En la novela hay otros personajes secundarios muy interesantes, por ejemplo la ama de llaves, que se limita a repetir su horario laboral y a dejar caer frases como "En plena noche nadie les oirá gritar."
Las dos películas usan ese personaje al arrancar para poner "over" la casa; para ir creando interés. Pero ya en la novela el personaje de la ama de llaves es poco creíble. Se supone que cocina y limpia pero no parece que ella haya visto/oído/percibido NADA paranormal en la casa (vale, no le gusta estar ahí y no quiere quedarse más allá de su hora pero... ¡eso le pasa a ella y a todo trabajador por cuenta ajena!).
La esposa del Dr. Marlow sale en el tercio final de la novela y viene a revolucionar todo lo que ha ocurrido hasta ese momento. A mí me pareció un personaje cómico. Una especie de médium-espiritista que viene a ridiculizar a su marido y que trae consigo a un tipo que -a mí me pareció obvio- era su amante.
En las películas este personaje está maltratado en la primera, ella termina por ser el "fantasma" de la casa, lo ÚNICO raro que veremos durante la hora y media del film. Y ni siquiera aparece en la versión de 1999.


Ninguna de las dos películas logra transmitir miedo. No hay sustos. Ni siquiera logran que se perciba la casa como una amenaza. La versión de 1999, tiene unos decorados inmensos ("una mezcla entre Ciudadano Kane y la Familia Addams" dice Theo en un guiño cinéfilo muy clarificador). Pero por desgracia esa versión "moderna" nos pega en la cara con unos efectos especiales que rozan el ridículo y con una simplificación de la historia (resulta que Eleanor se entera de repente que su tatatarabuelo era el propietario original. Se entera así, de la nada...).
Lo bueno de esa versión moderna es el reparto: Lili Taylor (estupenda en una rareza llamada Yo disparé a Andy Warhol), Catherine Zeta-Jones que está allí igual que su personaje: una fashionista que viene a escandalizar con sus botas altas y su ganas de cambiarse de ropa delante de la gente; Liam Neeson que tiene de Dr. Marlow lo mismo que de 100tífico y el odioso Owen Wilson que muere (pero no lo bastante pronto). También sale Bruce Dern como el tipo que abre la verja (en 1999, Bruce Dern, el abuelete de Nebraska ya parecía muy viejuno).
De la versión de 1963 destaca el blanco y negro y la habilidad de antaño para cubrir con sombras todo lo que no debía verse. 

Y dos momentos absurdos para terminar.
En la versión de 1963 se cuenta la leyenda de la casa en una introducción. Una voz narra que "la esposa murió cuando su carruaje chocó contra un árbol" (eso tiene importancia al final, porque un coche también choca con EL MISMO árbol). Pero lo que vemos no es un choque del carruaje, sino que vuelca en mitad del camino (sin árbol).
En la de 1999 cuando Owen Wilson quiere huir derribando la verja con el coche, va y coge el coche de Eleanor para chocarlo y no una camioneta con un potente parachoques que está ahí al lado. Esto es como, "vamos a usar este mondadientes de ariete en lugar de esa viga."


En 2018 Netflix produjo una serie sobre La maldición de Hill House (que no tiene nada que ver).

También pueden leer unos subrayones digitales de la novela

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ò_ó Bigila la hortongrafía