sábado, 15 de junio de 2019

Chernobyl

Serie de HBO (5 episodios de 1h)

Algo bello

En la biblioteca 

La moraleja no es que podríamos estar todos muertos ahora mismo si no fuera por unos valientes que bajaron (porque había que bajar) a las profundidades y subieron a los techos para tapiar todo ese desastre.... la verdadera moraleja es que:
Si los libros de la biblioteca no hubiesen estado CENSURADOS, Anatoly Dyatlov hubiese leído que las barras de boro contenían grafito en las puntas. Y que el botón de "parado", no iba a pararlo todo sino que, con el núcleo contaminado, se provocaría una explosión.

Cuando quiere tapar un error y acabas provocando una "catastrofía"

domingo, 9 de junio de 2019

La otra Supernit

👉 Pueden revivir los capítulos anteriores en: Road to the Supernit a les biblioteques.
👉 Y pueden saber de qué va la Supernit en: El lado oscuro de la Supernit.


Bien. Avisados están que a partir de aquí obviaremos la cosas conocidas y los detalles superfluos porque esto va de salvar al mundo. Y cuando hay que salvar al mundo no se espera a nadie. Bueno,... luego ya verán que en realidad sí.




La cámara de los secretos ha sido abierta
Desde mucho antes que yo entrase a trabajar aquí, había ya una pequeña cámara digital para documentar mediante fotografía y vídeo los actos que se producían en la biblioteca. Y que luego servían para ilustrar algo tan aburrido como es la memoria anual (¿Han terminado ya la de 2018?).
Con el devenir tecnológico la cámara ha quedado OBSOLETE

En un alarde de "en qué nos gastamos los dineros", la Diputació de BCN entregó a las bibliotecas una tablet de trabajo. Pero es tan limitada que apenas sirve como pisapapeles. Si la conectas al PC (de trabajo), la tablet (de trabajo) es incapaz de pasar las fotos/vídeos. ¡Pues menudo trabajo! 
Ni los informáticos de TheBody, ni antes los de Ostiatis han logrado el milagro de sacar algo de la tablet. Y la propuesta de "subirlos" vía wifi, quedó descartada cuando, tras 5 horas, no logró subir una foto. 
Así que la tablet de trabajo sigue en su caja (de trabajo) en el lugar donde menos se trabaja de la biblioteca.  
No digo ná y lo digo tó

En un alarde de generosidad sólo comprensible por encontrarnos en periodo electoral, el Ayuntamiento nos cedió temporalmente una cámara para realizar fotos y vídeos de la Supernit.
La probé durante el ensayo general. 
En el momento decisivo, el de pasar las imágenes al ordenador, descubrí que la memoria de la cámara contenía centenares de carpetas (y dentro de ellas, centenares de fotografías). 
Parece que en el Ayuntamiento todo el mundo usa esa cámara para sus fines y que nadie se ha tomado nunca la molestia de borrar el contenido. Encontré imágenes de la cabalgata de los Reyes Magos, de Sant Jordi, del día que vino XXX al Ayuntamiento (y todos los regidores se tomaron una foto con el dichoso singermornings) y un vídeo de una chiquilla dando saltitos en bañador en una playa desierta.
._.
Ahí dejé de cotillear porque me dio miedo lo que pudiese encontrar.
Guardé la cámara y no volví a tocarla hasta que arrancó la Supernit.


Si yo tuviera una escoba...
La hora de inicio de la Supernit estaba programada para las 20.00.
Durante el día leí por las redes el aviso de otras biblios que iban a cerrar antes para poder prepararlo todo. 
Es admirable que haya sitios donde las personas importen más que las estadísticas. Aquí estuvimos haciendo préstamo hasta las 19:45. Con el estrés que eso provoca debido a la remarcable falta de personal.

A las 19:50 tuvimos que invitar a salir a los adictos al wifi, cerrar los baños a los turistas que tan sólo entran a vaciar las cervezas, y recordar a los nenes que vienen todas las tardes que, para participar en la Supernit había que haberse apuntarse antes.
-Pero Yordi, ahora es ANTES.
-Cinco minutos antes no es antes. Es cinco minutos antes. Ale, hasta luego Lucas
-No me llamo Lucas.
-Ya sé cómo te llamas. Sé como te llamas tú, tu hermana, tu primo y hasta sé donde vives.
-Pues me he mudado.
-Me da igual. Adiós.
-¿Me das una oreja ninja?
-¡Élfica, no ninja!
-¿Me das?
-Pueeeeerta.

Y luego tocó barrer porque estamos en la época de los trabajos escolares. Muchos colegios cool piden trabajos en powerpoint. Pero los colegios old school (guiño-guiño codo-codo) siguen pidiendo trabajos sobre cartulina. Sea en powerpoint o en cartulina la mecánica sigue siendo un "copy&paste" sin leer siquiera lo que se copia. 

Esta semana la muchachada está ocupada en mapas políticos y geográficos de lugares diversos de la Península. Como los conocidos "Becs de Europa" (Google traductor, ahí les arruinaste el trabajo a los nenes). 
Por suerte no todos se limitan al "copy&paste". Una muchacha que pasa los veranos con los abuelos, en Jaén, anotó las provincias de Andalucía sin mirar en Internet. Aplaudan si quieren, pero Cádiz no estaba.
- Aquí falta Cádiz -dije con mi manía al perfeccionismo.
- Cádiz no está en Andalucía -sentenció ella.
Y todo el grupo dejó el móvil un momento para darle apoyo.
- Ella lo sabe porque es de allí.
Y como ella es de allí hace todo el trabajo, mientras los otros no hacen nada salvo, claro está, el que hace el título (que no hace nada más).

Aquí falta...
Tenemos una compa de baja desde la época que poníamos la calefacción. Según LaJefa (y su catastrofismo habitual) esa compa ya no volverá nunca más.
(¬_¬ quizás tiene previsto asesinarla o algo). Aquí falta personal.

Tenemos al Nuevo que se volvió un Héroe cuando salió corriendo tras un ladrón que había robado un bolso. Aquí falta seguridad. Y que el día antes de la Supernit, ya dejó caer que quizás no vendría porque le dolía la mola.
(La mola es "la muela" en catañol. En català es queixal).

Parece que había soportado su dolor de mola de forma estoica (alguien que sale a perseguir ladrones y los encara, no puede luego rendirse a un dolor de muelas). Hasta se había automedicado un "gelocatil" del botiquín de la biblioteca.
-¿Has mirado que no estuviera caducado? -le pregunte cuando me dijo que se lo acababa de tomar.
-¡No jodas!
-No sé, LaJefa está al cargo de eso, así que quizás esos medicamentos llevan ahí desde la primera guerra púnica. Aquí falta supervisión.

Fuese por la mola, por el medicamento, por el Senyor de les Ombres, por los mensajes del capo di capos de biblioteques avisando de la Supernit, el caso es que el viernes de la Supernit el Nuevo no dio señales de vida. En todo el día.
Como LaJefa había perdido el papel donde el Nuevo le había apuntado su número teléfono, no le pudo llamar para interesarse. 
Aquí falta organización.

Los viernes también deberíamos tener a un estudiante en prácticas (uno del que no les he hablado nunca porque estaba esperando a que viniese alguna vez). He ido recopilando sus excusas para no venir porque son muy originales. Les transcribo las de los últimos tres viernes:
"No puedo venir porque he cogido una insolación."
"Hoy no vendré porque tengo que hacer a ir un trabajo." (Sic).
"Me hecho daño en el dedo y no podré ir a las prácticas."
Aquí hace falta seriedad y algo de disciplina.


Así que a la hora de la Supernit, sólo éramos 3 y vestidos de negro.
-Como The Shield -pensé. Incluso pensé hacer una foto (con la cámara de los secretos) haciendo la pose uniendo los puños. 
The Shield (Wikipedia para saber más)

Pero como mis compas no saben nada de wrestling me dio pereza tener que dar explicaciones de porque John Moxley mola más que Dean Ambrose aunque sean el mismo señor.

La (misma) Supernit
Hay que reconocer que la trama de la historia de la Supernit de este año era mucho más realista: El Senyor de les Ombres ROBA libros de las bibliotecas. Las estadísticas de las pérdidas económicas por robos o documentos no devueltos de biblios son bastante preocupantes. Pero no veo ninguna medida seria al respecto. Así que supongo que sigue tocando poner buena cara y fingir que no pasa. Lo mismo que se espera de los acompañantes de los nenes. Pero claro, siempre hay algún idiota...

Durante el mensaje de vídeo de la Nenúfar y la Matoll, el malvado Senyor de les Ombres interrumpió la emisión, provocando interferencias.
Y salta una señora de los acompañantes y dice:
-Mira, igual que el año pasado.

Esto es para los nenes, no para usted. Qué rabia da esa gente que viene a arruinar la magia, como esos de "pues el wrestling es falso. No se pegan de verdad". ¡Pues claro que no se pegan, el wrestling es un arte!

Y al igual que el wrestling y su habitual arte de "nada tiene sentido", esta edición de la supernit vino marcada por una absoluta falta de lógica. Verán... Había que adivinar qué malvados de cuento salían en unos vídeos.
Pero todos los nenes ya habían visto esos vídeos antes (malditos spoilers).
Había que anotarlo en el cuaderno (¡Lo llaman cuaderno y sólo es una hoja!)
Y luego había que buscar unas pistas por la biblioteca. Pero las pistas no guardaban ninguna relación con los malvados de los vídeos. Sólo había que correr, de un sitio a otro entre los estantes de la biblio, buscando unos sobres.
._.
Y alguien lo llamará fomento de la lectura... y se quedará tan contento.


El momento estelar de la velada fue el uso de la magia positiva para hacer ENTRAR los malvados en los cuentos. En mi biblio tuvimos que dejar en pause el momento de salvar el mundo porque a una niña participante le entró pis.
Y se fue al baño.
¡Y sin ella no estaríamos todos y no iba a funcionar!

Mientras, para "matar el tiempo", otra chica dijo que iba a buscar su espada laser de Star Wars para acabar con el Senyor de les Ombres. Y un chico, quizás del extraradio (del extraradio de la galaxia) dijo "le daré un puñetazu al Sinyó de les ombres en la boca". Y todos reímos incómodos porque en el fondo teníamos miedo de ese niño tan agresivo. 

Cuando la niña volvió del baño, funcionó la magia positiva. Uitros es sortiu al revés. Y los malos perdieron y las bibliotecas, como siempre hemos hecho, colaboramos en salvar el mundo (ehem...).
Y la Supernit volvió a ser un éxito y ahí están las estadísticas...


Epílogo
Como seguidor de culebrones infinitos con luchas del Bien contra el Mal y con argumentos con poco o ningún sentido, puedo decir que este año los guionistas hicieron un copy&paste de la plantilla del año anterior.
(Y olvidaron Cádiz porque son de allí).
A ver, el/la guionista que hizo el trabajo del arco argumental sí que se lo curró.  La historia de un ejército de malvados salidos de los cuentos, eso es PRO. Pero la parte "jugona" (perdón, GAMIFICADA) flojeó bastante. Quien escribió eso hizo un copiar&pegar a lo "becs d'Europa" respecto al año anterior y se quedó tan ancho (como Castilla).

Y para acabar un GRACIAS a mis compas y a todos y todas las compas de las bibliotecas que lo hicieron posible. Como siempre, cómplices con la magia y la ficción aunque siempre pegados a la realidad. La de verdad, la del día a día en el mostrador haciendo y deshaciendo mil cosas de esas que luego nunca salen en las estadísticas.


Y para terminar los memes:


domingo, 19 de mayo de 2019

Road to the Supernit a les biblioteques



Lunes 6 de mayo de 2019 
Reunión de coordinación bibliotecaril
(Quedan 25 días para la SuperNit)


La reunión empieza con LaJefa leyendo algunos carteles y mails que le han ido llegando desde la última reunión. Uno tras otro, después de leerlo en voz alta, se lo pasa a alguien, "para que me digas qué hay que hacer con esto" o "a ver sí tú sabes de qué habla".
Tras ello procede a repasar las actividades que hay programadas para la semana. Rara es la vez que no falla de día, de hora o de actividad. Eso suele provocar malentendidos debido a la confusión que ella misma genera dando datos incorrectos sobre una misma actividad (a menudo, en apenas unos segundos de diferencia).
Luego la reunión se atasca en detalles bastante insignificantes de la rutina diaria: 
¿Es mejor poner lo prensa diaria doblada o ponerla plana sobre la mesa?
¿La letra del horario de verano debe ser blanco sobre fondo verde o verde sobre fondo blanco?
Para salir del ensimismamiento va una compa y dice:
-Hoy empieza al difusión de la SuperNit.
A lo que LaJefa, visiblemente airada, espeta:
-¡Pues a mí no me han dicho nada!

El tono quizás sorprenda a algunos. Les resumiré diciendo que ella cree que hay un contubernio en su contra. Y que TODOS le ocultamos información. En lo más profundo de su mente, LaJefa cree que el capo di capos de biblioteques, el jefe de programas de Tv3 e incluso la presidenta de la IFLA nos han informado personalmente de la SuperNit, ANTES que a ella.


A partir de ese momento, LaJefa empieza a dar indicaciones sobre cómo debe hacerse la SuperNit. Una compa dice que es mejor esperar a que llegue la información oficial (que detalla qué hay que hacer). LaJefa la ignora por completo y da indicaciones de dónde hay que colocar a los acompañantes. Luego, en su catastrofismo habitual, afirma que este año la cosa no puede salir tan mal como el año pasado. Y remata diciendo que si los nenes tienen que hacer 2 ó 3 pruebas, habrá que inventarse otras, para que los 30 chavales inscritos hagan algo. 
¡Qué todos los niños busquen algo a la vez! 
-Pero... -titubea la compa ante el torbellino alocado que está oyendo-. Pero....

Entonces LaJefa da por zanjado el asunto (porque evitar toda discusión sobre cualquier tema es prioritario en la reunión) y pega un chillido cuando ve el listado de días de vacaciones. Luego resulta que ese listado es el de SUS vacaciones, y se calma. 


Cuando LaJefa está de vacaciones, todos estamos -un poco- de vacaciones.


Media hora más tarde, la compa que estará al cargo de la SuperNit ya se ha leído las bases del evento. 
LaJefa evidentemente no. Así que sigue llamándola por teléfono desde su despacho cada tres minutos para darle indicaciones. 
Sobretodo, que la hija de TAL tenga una participación activa. 
Aquella señora mayor que viene con su nieta, que no venga, ¿eh?  
¿Y qué tenemos que poner en el cartel de la SuperNit? Porque hay que hacerlo ya.

-Me tiene harta -dice la compa dejándose caer en la silla, al lado a la mía, aprovechando que está vacía porque ElNuevo ha ido a ordenar unos libros.
-¿Y por qué no contratamos a alguien de fuera? -digo yo con mi manía de proponer soluciones cuando la gente sólo viene a expresarme su frustración y malestar sobre la vida en general.

Y entonces aparece LaJefa outtanowhere
-¿Te ha llegado a ti el mail de la SuperNit? Porque a mí no me lo han enviado.
-Está en el Outlook de la biblioteca -dice la compa que se lo ha leído.
-Pues yo no lo he visto -dice en tono lastimero LaJefa- ¿Puedes subir y lo leemos juntas?
ElNuevo ha vuelto de ordenar y la compa no tiene excusa para no abandonar ese puesto e ir a sentarse junto a LaJefa, en el despacho, y LEERLE el mail.
-Estoy por mandarlo todo a la MIAU -suspira la compa resignada.


La compa no ha dicho "a la Miau", yatusabesh.

Consulto entonces el reloj. Han pasado sólo 40 minutos desde la primera noticia de la Supernit y LaJefa ya ha logrado que la compa que estará al cargo quiera abandonarlo todo.
Todo un récord. 
El año pasado la compa al cargo de la SuperNit (que evidentemente NO era la misma compa) aguantó una semana antes de amenazar con mandarlo todo a la p*** m*****.




Martes 7 de mayo de 2019 
(Quedan 24 días para la SuperNit)

Aparece una señora y pide apuntar a su hija para la Supernit. Y a media docena más de amigas (de la niña, se entiende) cuyos padres y madres trabajan a las horas que está abierta la biblioteca.
Hablemos un poco del horario de las bibliotecas y sobre sí la "conciliación laboral y familiar" debe coincidir con el horario de la gente o sí los que trabajamos en la biblio no deberíamos tener ninguna clase de vida porque ni siquiera somos personas. 
Como me dijeron una vez: "una persona pública como tú debería blablabla"

Abro un Excel nuevo y anoto nombres.
(LaJefa a eso lo llama "Crear un Excel". Así que sí alguna vez alguien les pregunta en un concurso quién creó el Excel, pueden decir que yo; puesto que he "creado" bastantes).



Miércoles 8 de mayo de 2019 
(Quedan 23 días para la SuperNit)

Ya tenemos la mitad de las plazas cubiertas. Aunque hay diferencias entre las compas sobre la cantidad máxima de plazas, porque siempre hay que guardar alguna plaza extra para "compromisos". A ElNuevo, que resulta tener una rectitud moral con las listas de espera digna del Santo Oficio, no la agrada la idea. 
Parte de esa elevada rectitud puede que sea por mí culpa, verán...

Hace unas semanas vino una pareja. Ella tenía carné de biblioteca hacía mucho tiempo, cuando vivía por la provincia. Pero luego se fueron a vivir lejos (no sabemos hasta qué punto es lejos). El caso es que el carné se le traspapeló. ElNuevo le ofreció hacerle otro (coste del servicio: 1€)
- Aquí pagando -dice la señora por lo bajini-, es como se consiguen las cosas.
Yo estaba enfrascado entrando revistas, pero siempre con ojo avizor para helpear al nuevo cuando hiciera falta. El comentario me enervó y le pegué un manotazo al mueble. (A la revista El Mueble, me refiero).
-¡Oiga señora, que esto no es soborno!
Y la mujer, estirando la nariz contesta:
-Yo no he dicho "soborno".
Y ahí me callé la réplica, que era:
-Y yo he dicho "señora".
¿Soborno yo? ¡Toma sobre en B!


Jueves 9 de mayo de 2019
(Quedan 22 días para la SuperNit)

Tenemos el primer gran conflicto con la SuperNit (conflicto real, sin contar las tontunadas de LaJefa). Padre/Madre/Tutor Legal deben firmar una autorización para que puedan ser registradas imágenes de la actividad (con los nenes participantes). Nos ponemos en contacto con algunos y vienen a cumplimentar el formulario. 
Mal. Todos los hacen mal porque nadie se lo lee. Algunos olvidan el nombre del niño, otros olvidan marcar qué autorizan, todos olvidan escribir la biblioteca dónde se desarrollará la actividad -¿ah, pero otras biblios también lo hacen?, pregunta un iluminado-, alguno olvida incluso firmarlo...
El conflicto viene cuando empiezan a llenarse todas las plazas pero hay muchos de los "apuntados" que no han autorizado nada (y hacerlo el mismo día antes de empezar puede ser caótico) y otros ni siquiera saben que están apuntados (porque los apuntó aquella señora que viene en horario laboral a apuntar a los demás).


Viernes 10 de mayo de 2019
(Quedan 21 días para la SuperNit)

Me mandan a la Sala de adultos. Intento sobrevivir a la angustia ordenando los CD's (una tarea tan titánica como efímera).
No me agrada estar en esa sala: está muy mal climatizada, la mesa de trabajo está pensada para no tener que levantarse (cuando lo raro es tener cinco minutos seguidos sentado), LaJefa aparece a menudo y toquetea las cosas o las deja a medias (suele dejar el carrito con los libros delante del ascensor o delante de la puerta de los servicios). 
El momento álgido del día es cuando viene un señor a hacerse el "carné de docente". Le han dicho (vete a saber qué idiota) que los hacemos aquí.
-Bueno, esto es una biblioteca -digo.
Sé que puedo resultar repelente, pero les sorprendería la cantidad de gente que entra aquí creyendo que somos cualquier otro edificio administrativo (el ayuntamiento, un museo, Hacienda...). Eso sin contar a los que toman la biblioteca como si fuera un chiquipark, un espacio donde abandonar los hijos mientras van de compras...
El señor docente no tiene ni idea de cómo se hace el carné de docente. Dice que no le han dado ninguna web a la que dirigirse o informarse.
Apunto que yo tampoco. Y así, nos lanzamos a la aventura.
Empieza a hablarme de la época franquista, que él empezó dando clase en el año catapúm, en el pueblo de Tal.
-Lo conoces, ¿no?
-Claro -digo-, con esa iglesia y ese bar en la esquina...
-Bueno, lo del bar fue posterior -apuntilla.
No se da cuenta que le tomaba el pelo. 

Doy con una web con un formulario.
-Ahí se lo dejo... -digo y me voy levantando.
-¿Me lo puedes rellenar tú? Es que yo de las tecnologías...
-Bueno, es que tiene que poner sus datos.
-Tranquilo, yo te los digo.
Un día habría que hablar de la política de protección de datos. O mejor dicho: Lo que callamos la gente de biblioteca.

Sepan disculpar mi ignorancia pero me doy cuenta que el "carné de docente" lo quiere para que le hagan descuentos en la entrada de algunos museos. Parece que el "carné de jubilado" le parece ofensivo. Esto lo descubro cuando el formulario (nos) pide el centro en el que trabaja.
El señor docente dice que hace años que está jubilado y me mira.
Y yo le miro.
Decide llamar a Ensenyament. Y llama.
-Hola buenas -dice como si llamara al cuñado-, soy docente y quiero el carné de docente. Te paso con un amigo.
Y me tiende su teléfono.

Y yo:
-Aquí Yordi Biblioteca, que se ponga Laura (la consellera de Cultura) que le daré LAIC a sus tweets sobre literatura.

._. 
Ehem, en realidad no.

Le dicen que ponga el nombre de algún centro en el que haya trabajado (en realidad, me lo dicen a mí). Y lo hago. Luego le imprimo el carné y ale. Muchas gracias y vente algún día al pueblo de Tal. Y yo, de nada caballero.

Obviamente sin un sello del centro en el que trabaja (o trabajaba) el carné carece de utilidad práctica. O así lo entiendo yo. Pero el señor docente se marcha contento. Y yo, por si acaso, aprovecho que estoy en la web con el formulario y me hago un carné de docente para mí.


La vida imita al wrestling



Lunes 13 de mayo de 2019 
Reunión de coordinación bibliotecaril
(Quedan 18 días para la SuperNit)

LaJefa resume todos los preparativos, toda la logística, todo los ensayos, de la SuperNit con:
-La SuperNit sólo dura una hora.
Y pasa completamente del asunto porque grandes y graves problemas la atenazan. Y es que necesita que alguien le imprima un cartel de una actividad de Junio (del año pasado) para colocarlo en la Memoria 2018.
¿Ustedes, Jefes y Jefas de bibliotecas, cómo llevan la Memoria 2018?



Martes 14 de mayo de 2019 
(Quedan 17 días para la SuperNit)

Entre los que ya han firmado la autorización y los que están apuntados, ya estamos llenos. Miro el mapa y veo que muchas otras biblios también están llenas. Así que informo a todos que sean firmes en la contención de abuelas agresivas y violentas.
-¿Y si viene la niña del Exorcista? -me pregunta ElNuevo.
-Esa quizás ya está apuntada -respondo-. Pero aún no lo sabemos.
-Correcto -dice él.

A media tarde una madre viene a preguntar. 
-Ah, vale, vale -dice cuando le informo que estamos llenos.
-Hay otras biblios cerca que aún...
-Da igual, da igual -dice y se va, aliviada de tener el viernes noche libre.




Miércoles 15 de mayo de 2019
(Quedan 16 días para la SuperNit)

Entra LaJefa por la puerta y sin decir ni "hola", suelta culebras porque hemos estado apuntado gente a la SuperNit sin pedir el carné de biblioteca. La compa al cargo le dice que no hace falta el carné para participar en la actividad. 
-A ver si no -dice LaJefa vacilona.
La compa le saca el formulario de autorización para mostrarle que no pide el carné. Entonces LaJefa dice que el formulario no es de la biblioteca. Y que para los clubs de lectura, a ver si no pedimos el carné.
-Pero para los club de lectura hay que prestar el libro -dice la compa.
-Pues por eso.
-Pero en la SuperNit no hay que prestar nada.
-PARA INSCRIBIRSE -chilla-. Tienen que traer el carné, para inscribirse.
-Pero ahora ya están inscritos -dice la compa que intenta razonar con lo irrazonable.
-¡Pues eso es lo que te digo! ¡Que ahora ya es tarde! ¡Hay que pedir el carné, SIEMPRE que quieran inscribirse!
Se va hacia el ascensor y desaparece.


¿Quieres inscribirte? 
Debes traer el carné de biblioteca.
¿Quieres entrar?
Debes traer el carné de biblioteca.
¿Quieres ir al baño?
Debes traer el carné de biblioteca.
¿Quieres que te deje un lápiz un momento?
Debes traer el carné de biblioteca.
¿Quieres sentarte a leer?
Debes traer el carné de biblioteca.
¿Quieres mirar por la ventana?
Debes traer el carné de biblioteca.
¿Quieres salir del edificio?
Debes traer el carné de biblioteca.
Si vas a la biblioteca, 
¿qué debes traer?
¡Ganas de leer!
En mi biblioteca es mejor reír que echarse a llorar


Jueves 16 de mayo de 2019 
(Quedan 15 días para la SuperNit)

Mientras ordeno el desastre que ha ocasionado el Senyor de les Ombres con sus robos indiscriminados de libros, aparece la compa y me enseña sus orejas élficas.
LaJefa que pasaba por el vestíbulo, suelta una bolsa que llevaba y se dirige tan veloz como puede hacia nosotros. Siempre temerosa que se esté organizando un complot en su contra:
-¿Qué pasa? ¿Qué pasa?
-Nothing Hill -digo yo.
-¿QUÉ? -chilla.
-Naaada -dice la compa-. Estábamos mirando cómo colocarlo todo.

La compa da alguna indicación sobre dónde quiere a los participantes y dónde los espectadores. LaJefa empieza a hacer preguntas que delatan que si se ha leído la información que pasaron (o si se lo han leído) ya lo ha olvidado por completo.
-... y en la pantalla -dice la compa-, se verán las niñas.
-¿Pero no has dicho que los niños estarán en el suelo?
-Las niñas del Súper 3...
-La Matoll, la Nenúfar -digo yo-, y la Fenoll.


Sólo la gente PRO, de bibliotecas, pilla el guiño.




Viernes 17 de mayo de 2019 
(Quedan 14 días para la SuperNit)

La señora que se escapa del trabajo para venir a apuntar amigas de su hija a la SuperNit aparece y, como un trilero, me desapunta a uno, y me apunta dos hermanos. 
._.
¿Hay que apuntar a un hermano y al otro no?
Eso sería si el Rey Salomón fuese bibliotecario. Pero no es el caso. 

Esto me recuerda a otra anécdota que nada tiene que ver con la SuperNit pero que la pongo aquí para rematar el asunto Bíblico.
Cuando en esta biblioteca había más silencio y se podía venir a leer, teníamos a un señor mayor, de boina y bastón, que cada día venir a leerse un par de capítulos de alguna novela. Lo hacía para salir de casa y andar hasta la biblio sí o sí, cada día.
Una tarde particularmente ruidosa dijo:
-Aquí os hace falta gente.
-Sí.
-Herodes controlando la sala -dijo. Y me guiñó el ojo. 

Y se fue apaciblemente hacia su casa.
Hace mucho tiempo que no le vemos así que, o está muy mal o ya no está.
._.


Y hasta aquí el Road To the Supernit a les biblioteques (por el momento).



Si han quedado con ganas de más, recuerden que en 2018 ya hubo un informe sobre la SuperNit: El lado oscuro de la SuperNit

sábado, 18 de mayo de 2019

Teresa de Jesús

Teresa de Jesús; 1961 de Juan de Orduña



Gracita Morales
¡Hay que ver, cómo está el Santo Oficio!

-Teresa, te quiero desde que éramos niños.
-Nadie te pidió que lo hicieras.
¡ZAS, en todo el kokoro!

Mi regalo es un libro.


El Señor muere a todas horas.

Mucha lectura de martirio de santos llevan a Teresa a un fanatismo religioso que roza el masoquismo.


El justo peca 7 veces cada día.


La llamada.

La película contiene 3 partes claras. La primera concluye a la primera hora, y es cuando confesores, teólogos y demás expertos religiosos llegan a la conclusión que Teresa realmente habla con Dios (y no con el Diablo). 
La segunda hora es más aburrida. Teresa on tour fundando monasterios de su orden religiosa. Llega a un sitio, le dice que no le van a mantener sus monjitas y ningún edificio. Ella se rebela: pero si somos pobres, descalzas y sólo rezamos. La autoridad local sigue en su negativa.
Pues dígaselo usted a DIOS, dice Santa Teresa. 
Y ahí logra lo suyo. 


Jesús Puente, ¡a la hoguera!

-¿Cómo es posible olvidar?
-Deseando otra cosa mejor

Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz
¡El encuentro místico!

Ana de Mendoza, princesa de Éboli
Monja a ratos, fiestera siempre.