domingo, 14 de febrero de 2021

El Cid

El Cid (1961) de Anthony Mann


Para ambientación musical, pongan la BSO de Miklós Rózsa de fondo.


🎬 #ElCid
La obertura musical y los créditos iniciales duran seis minutos y doce segundos.
😏 Con razón va durar esto más de 3 horas.

La primera aparición de prota es cargando una talla de madera policromada de un Cristo crucificado. Apenas da dos pasos hasta cargarla en un caballo, pero el paralelismo con el Yisús es diáfana.


Un malvado moro liberado de la muerte le pone el apodo de "El Cid".
Estamos en el minuto 15, y el título de la película ya cobra sentido.

Sofía Loren es Jimena y Geneviève Page es Urraca (y para que nadie se confunda, Jimena es morena y Urraca es rubia).

Dice Jimena: [Ordóñez] Siempre te he tenido por un fiel amigo.
Ordóñez: Yo quisiera más que eso.
Yo: Uy, uy, uy...

¿Por qué Fernando Rey no hizo de Rey Fernando?
El chistako

El Cid pelea con su futuro suegro a espadazo limpio por un pasillo.
Aunque ya hemos visto a centenares de extras por el palacio, nadie acude a ver qué está pasando.

El Cid mata al (futuro) suegro. Jimena hace un turn heel y como si esto fuera wrestling pasa de vestir de blanco a vestir de negro.




¡El Rey de Aragón aparece a caballo en la sala del trono! Y reclama la ciudad de Calahorra.
Yo: ¿Tendrán el film #ElCid en la colección local en la @BiblioCalahorra?

Se viene una justa. Jimena le da un pañuelo al de Aragón. Urraca se lo da al Cid. NADIE de Aragón les da nada a ninguno. (¡Agarraos!)

¡Cómo se rompen las lanzas en la justa! El Cid gana y Calahorra se queda en el reino de Castilla, León y Asturias.

Ordoñez y Jimena planean "venganssa". Pero... ¿Recuerdan al tipo que le nombró Cid en el minuto 15? Pues aparece de la nada con su ejército para salvar la vida al prota de la traición de Ordoñez.

Hora y cinco minutos: Habemus boda.

Muere el Rey. Sus hijos, Sancho y Alfonso, pelean a cuchillazo limpio en el pasillo del palacio. NADIE acude a ver qué son esos ruidos y gritos.

El Cid se enfrenta a 13 tipos y gana.
._.

El Final Boss (viste de negro, así que es malo) tiene a un tipo vestido de cristiano que se infiltrará y matará al Rey (no queda claro a cuál de los dos va a matar, pero su plan consiste en desembarcar en Valencia).

Urraca va a visitar a Jimena en el monasterio donde se ha recluido y se pasa el día tejiendo.

Momentazo: El Cid obliga a el Rey Alfonso a JURAR sobre las Sagradas Escrituras que no tuvo nada que ver en la muerte de su hermano. Miente y dice que no. Luego Alfonso cobra su venganza y destierra al Cid.

Bajo un calvario con 3 cruces hay un leproso (Menudo guiño a Los Diez mandamientos). El Cid, con todo lo que tiene a lomos del caballo, le da de beber. ¡Y aparece Jimena en medio del páramo ese!

En un pozo, una niña les invita a pasar la noche en el pajar.
Pasan muchas cosas en ese pajar. yaTuSabesh

¿Por qué? grita Jimena cuando su marido se va a guerrerar. Y El Cid dice: ¡Por España!
Dejamos a Jimena de nuevo en el monasterio y se viene la pausa de la película. Hora y cincuenta y ocho minutos. Voy al baño.

Tras la pausa, el Cid lleva barba. No sabemos qué ha hecho pero se postra ante el rey Alfonso que rechaza a sus amigos por no ser cristianos. Y rehúsa echarle una mano en una batalla que el Rey ha aceptado. 

Visita al monasterio donde vive Jimena. Conoce a sus hijas, Elvira y Sol, (deducimos que son gemelas cuando El Cid dice "Sois iguales").

El Rey Alfonso es derrotado en Sagrajas. Hoy, en la población, hay una Agencia de Lectura. Si hubiese ganado, habría una #biblioteca. Como represalia encierra en el calabozo a Jimena y a las niñas.

El Cid lanza pan con las catapultas a los habitantes de Valencia. ¿Estaban confinados y no hicieron sus propio pan?

Ordoñez saca a Jimena y a las niñas de las mazmorras (no sabemos cómo) y las lleva con El Cid. Luego Ordoñez es secuestrado y torturado por el malvado (tampoco sabemos cómo).

Sus jefes le piden al Cid que se ponga la corona y se convierta en Rey. Él la manda al Rey Alfonso. Urraca no quiere ni firmar ni el recibí.

Gente desfilando durante laaaaargo rato. Miro el reloj: dos horas y veinte minutos.

El Cid es herido de un flechazo en la épica batalla. Ya te spoilea el final cuando le dice a Jimena que al día siguiente, vivo o muerto, debe cabalgar a Babieca (primera y única referencia al caballo).


Aparece el Rey (no sabemos cómo entra en la ciudad si Valencia está sitiada por el enemigo) se postra ante el Cid. ¡No! Grita el tipo aún con la flecha clavada. ¡Mi rey no se arrodilla ante nadie!

Atan al Cid (suponemos que muerto) al caballo y tira pa'lante la batalla. Fin.
Cuando ya ha terminado todo, el Cid sigue cabalgando por la playa. Es un final abierto por si hay secuela...

Ramón Menéndez Pidal comprobando la espada. 
Junto a él, Charlton Heston como el Cid, el director Anthony Mann y, con corbata, el paganini Samuel Bronston.

La magia del cine en todo su esplendor.




sábado, 13 de febrero de 2021

El Cid

El Cid, cuya primera temporada consta de 5 episodios, abarca desde la llegada de Ruy como paje a la corte del rey Fernando I de León, hasta la muerte del mencionado rey y la división del reino entre sus hijos. Para entonces Ruy, conocido ya como "El campeador" tras su éxitos en la batalla de Graus (1063), es un escudero del príncipe Sancho (futuro Sancho II de Castilla). 


La serie recuerda claramente otra serie de corte histórica como es Isabel (aunque distan más de 400 años entre los períodos que abarcan). 

Esta similitud parece demostrar que la historia de Castilla siempre ha sido un enfrentamiento familiar, con traiciones de hermanos, influencia manipuladora de la Iglesia, y vasallos a los que se les ha otorgado demasiado poder, y ahora vienen a cobrar lo suyo. O sea, que la historia tiende a repetirse.

Aunque el protagonista sea Rodrigo Díaz de Vivar en esta primera temporada el peso político toma mucha importancia. Al fin y al cabo, por aquel entonces el Cid aún no era El Cid, sino un paje y escudero.

También toma protagonismo Urraca (¡qué bello nombre, hoy en desuso!), una princesa empoderada que se nos presenta haciendo aguas mayores por un balcón. Incapaz de vestirse por sí sola (¡Venga el desnudo para el fanservice!), Urraca decide tomar las riendas de algunos destinos ajenos, cosiendo (no entraré en detalles) y acortando vidas.

En Wikipedia veo que Urraca firmaba su nombre con K
Y me parece cool


Entre las damas de Urraca, está Doña Jimena (futura esposa de El Cid).

Doña Jimena manda a la friendzone a El Cid porque está prometida con otro tipo.
Pero todos sabemos que habrá un turn y en el shippeo JimenaCid triunfará el "amó".

Jimena escuchando como su padre se suma a la traición del Conde de León (su futuro suegro) contra el rey.


El rey Fernando I le da a su esposa, la reina Sancha, su "retrato"
Suerte que la reina lo tiene muy visto, porque mira que ha quedado pixelado el tipo.


El Cid (2020- )

sábado, 30 de enero de 2021

Extraños en un tren



¿Hay alguna razón por la que deban trabajar quienes no lo necesitan? Prefiero que mis úlceras las produzca la buena vida.

Es puramente cuestión de circunstancias, sin que tenga absolutamente nada que ver con el temperamento. La gente llega hasta un límite determinado... y sólo hace falta algo, cualquier insignificancia, que les empuje a dar el salto.

¿Por qué no lo hace, en vez de seguir hablando de ello?

Después, se duchó y se vistió como si tuviera que hacer algo aquel día, aunque no era así.

A veces me parece que aborrezco todo cuanto hay en el mundo. Ni pizca de decencia, ni de conciencia.

Siempre había ocurrido alguna cosa que le privaba del placer que ya daba por seguro.

Los procesos judiciales eran como un juego malévolo cuyo objetivo aparente no consistía en demostrar la verdad sino en permitir que los abogados se acometiesen mutuamente y uno de ellos resultase finalmente derribado a causa de algún tecnicismo.

Había, pensó, cierta falta de dignidad en la prisa.

Ella le ofrecía la ternura y la seguridad que tanta falta le hacían. Guy había comprobado que no siempre podía aceptarlas.

Los razonamientos no conseguían aliviar su ansiedad, ni hacerla menos agotadora.

¿Me harás el favor de dejar de esperar que suceda lo peor... por todo?

El domingo se había sentido demasiado cansado y deprimido para ver a nadie.

La misma luz que vería cada uno de los amaneceres de su vida, que siempre le revelaría aquella habitación; y la habitación se haría más definida a fuerza de repeticiones, y su horror, más cortante.

La ley de la sociedad era benévola comparada con la de la conciencia.

... la frecuenta sensación de no estar donde estaba, haciendo lo que hacía.

La Theologica Germanica -recordó Guy- decía que los antiguos germanos juzgaban inocente o culpable a un acusado según el número de amigos que acudían a dar fe de su carácter.

Helen era dibujante de publicidad, y buena, según Anne, pero trabajaba solamente cuando se le acababa la asignación trimestral y caía en un período de depresión.

Guy se percató de lo fácil que era mentir cuando había necesidad de hacerlo, pero se daba cuenta que iba tejiendo una tupida red de mentiras en torno a él, y temía que algún día diese un paso en falso.

Y su madre, vengativa, malévola como siempre, sin importarle dónde recaía la culpa, siempre y cuando fuese sobre alguien, sin que la pena lograse conmoverla, ablandarla.
 


Extraños en un tren
Patricia Highsmith 

Esta lectura formaba parte del Reto Lector: Efemérides 2021