domingo, 29 de enero de 2017

El hijo del renegado



Son of the Renegade es un western de serie B rodado en 1953 en blanco y negro. El guión corrió a cargo del actor principal: Johnny Carpenter (nada que ver con el director de Halloween) y fue dirigida por Reg Browne (un tipo que no volvió a dirigir una película en la vida… y con razón).


El argumento del film es el siguiente: un tipo vuelve al valle donde creció para recuperar el rancho de su padre. El sheriff se muestra hostil porque el padre tenía muy mala reputación. Unos bandidos locales cometen robos en nombre del protagonista que deberá defender su honor y recuperar sus tierras a tiros.

El argumento importa poco, básicamente hay 3 bandas (el prota y sus forajidos, los malos forajidos y el sheriff y sus pistoleros) que se lian a tiros cada vez que se encuentran… Y se encuentran a menudo porque el pueblo solo tiene una calle y “el salvaje oeste” se ve reducido a 3 localizaciones exteriores (todas en cuesta) que se repiten una y otra vez. A veces dos grupos de pistoleros cabalgan por el mismo camino en direcciones opuestas y no se encuentran…


Cosas que llaman la atención:
Hay un momento que el pistolero más malote: llamado red river (porque deja un río de sangre tras su paso…) lleva el revolver al revés en la funda, con la culata hacia delante.

Aunque todos los pistoleros usan revólveres nunca se les acaban las balas y disparan sin cesar, con una pistola en cada mano, como si llevaran armas automáticas.

Cuando un pistolero muere, aún de rodillas y agonizando de forma dramática, sigue disparando y ya desde el suelo moribundo, aún dispara.

En cada tiroteo (y habrá uno cada 7 u 8 minutos) caen un par de tipos del caballo y mueren o se despeñan por un barranco o son tiroteados hasta la muerte. Curiosamente ninguno de los 3 grupos pierde gente, al contrario, en el tiroteo final en la calle principal (y única) del pueblo, hay tal cantidad de gente como nunca antes se ha visto en el film.
 
Con tanta gente lo difícil es no darle a alguien

Al inicio de la peli, la calle principal (y única) del pueblo, es larga y recta. En el tiroteo final, la calle es curva y hay un árbol centenario en medio.

El rancho del que se habla no se ve nunca. En un flashback, el padre del prota llega a lo que parece uno de esos cubículos de madera usados de letrina del que sale una mujer con vestido, sombrero y revolver y se pone a disparar también.

Parece que el sheriff actual es hijo del sheriff que echó al padre del prota, pero el sheriff actual tiene una hija que dice que, de pequeña, fue al colegio con el prota.

En la banda del prota hay dos mujeres, una de ellas disfrazada de india, que en ningún momento sabemos quiénes son o qué hacen allí. En la parte final, les acompaña un perro que no sale al inicio.

Cuando los malos llegan al pueblo para robar la oficina de correos, lo hacen disparando contra hombres y mujeres que pasean por la calle. Los malos, bajan de sus caballos y se dirigen a la oficina de correos. En ese momento llega el sheriff y aún con la calle principal (y única) sembrada de cuerpos dice: “¿Qué está ocurriendo aquí?”

Cuando un grupo está ante una fogata en mitad del monte, suele aparece un tipo andando de no se sabe dónde. Así, sin caballo ni nada y siempre los sorprende.

En el tiroteo final, uno de los muertos se mueve cuando ya está muerto (sabemos que está muerto porque no está disparando).


 Cuando te disparan en la barriga y te sangra la cabeza

Hay varios momentos que un fan del wrestling (o la lucha libre) como yo disfrutará esta película. Durante las peleas los cowboys aplican movimientos de lucha, entre ellas: una spear, un monkey flip y la mejor de todas: una precaria Attitude Adjustment desde el techo de una diligencia...  
 and he's name is John Ceeeeena


Y el film termina con esta pose en que vemos que todos los balazos se los ha llevado el mismo


viernes, 27 de enero de 2017

La-La-Land

Ingrid Bergman




La frase: "¿Cómo vas a ser tan revolucionario siendo tan conservador?"

 
La casa delante de la biblioteca

miércoles, 25 de enero de 2017

Confianza


Cuando apareció este gráfico todos los de la biblioteca se pusieron estupendos. Y no hay para menos. Se tiene más confianza en el personal de la biblioteca que en los policías o los médicos.
Orgullo.
Luego, uno se pone a pensar…
¿Confía usted más en la enfermera o la farmacéutica que en la doctora?  ¿A qué se debe eso? Quizás por que el enfermero y el farmacéutico están en la trinchera, y el doctor se ve como una figura alejada de la realidad… O quizás, y ahí viene mi humilde teoría, porque los médicos no escuchan (suficiente).

Si escuchar es importante, eso explica la posición de las bibliotecarias muy por delante de las agentes de policía.
._. la de tonterías que tiene que escuchar uno en el mostrador de préstamo. Y no me refiero sólo a excusas paranormales, sino a miserias personales o a críticas literarias.

Pero bueno, toda esta reflexión erudita no importa. Lo que realmente me inquieta de este gráfico es la poca confianza que (parece) que tenemos en los funeral directors
¿Qué ocurre ahí?
¿No nos fiamos cuando nos dicen que el muerto está… muerto?
¿O tememos que nos den por muertos antes de tiempo?


Cuando el policía dice que has muerto.
Cuando el clero anota tu defunción.
Cuando el médico certifica tu fallecimiento
El funeral director es la última persona en la que podemos confiar para que no nos entierren (o incineren) antes de tiempo. Y a juzgar por el gráfico no le tenemos mucha confianza…

Para aliviar ese temor te recomiendo que tengas siempre un libro de la biblioteca en préstamo. Porque así, si te dan por muerto, el bibliotecario se asegurará que REALMENTE estés muerto. No porque le importes, sino porque nos debes un libro.
Y sabed que incluso cuando estés muerto (pero muerto de verdad), el bibliotecario intentará recuperar el libro que debes.

Eso sí, da confianza, amigos.

lunes, 23 de enero de 2017

¿Qué es lo 1º que se pregunta al entrar en la biblio?



Según una encuesta realizada durante en día en mi cuenta de Tuitah la pregunta habitual de un persona al entrar en una biblioteca es acerca del servicio de WiFi.
Todos sabemos que las prioridades de los usuarios son:
1)     WIFI
2)     Internet
3)     Las dos anteriores
4)     Calefacción
5)     Baños públicos
6)     Libros que se puedan leer.
Así que las consultas acerca del servicio de WiFi son realmente una gran mayoría.

Siguen luego las inseguridades sobre el horario. Todas las bibliotecas que yo, humildemente, conozco tiene en la fachada exterior (o adyacente) el horario. Basta con leerlo.  A mí, además, me resulta evidente la diferencia entre una puerta abierta y una puerta cerrada. Pero hay gente que entra en la biblioteca y una vez dentro, les asalta la duda: ¿Está abierta la biblioteca?
Es como si hubiera olvidado que NO pueden atravesar paredes o puertas cerradas así que no “se han colado” por error en un edificio cerrado. ¿A qué viene preguntar si la biblioteca está abierta CUANDO YA ESTÁS DENTRO?
Lo ignoro.

Los servicios es otro tema vital para los usuarios. En especial para aquellos que lo primero que hacen al entrar en la biblioteca es ir al baño. ¿De tan lejos vienes? ¿Cuántas horas hace que esperas a entrar? ¿No te enseñaron de peque que hay que ir antes de salir de casa, firulais?

La cuarta opción de mi encuesta era, lo reconozco, un guiño local. La biblioteca en la que ejerzo de Oompa Loompa queda cerca del ayuntamiento y no pasa día que no entre un firulais pidiendo una instancia o quejándose de la baldosa suelta delante de su casa o pidiendo audiencia con el edil de su barrio.

Muchas gracias a todos los participantes y seguiremos con las biblioencuestas en otra ocasión.

sábado, 21 de enero de 2017

Scooby Doo! & WWE

Scooby Doo! And WWE: La maldición del demonio veloz

Toma promo del Deadman

Arruinaron mi infancia

De la vida de las marionetas, de Ingmar Bergman

Caption this:





viernes, 20 de enero de 2017

Lights out

Nunca apagues la luz (Lights out; 2016) es una película de terror de la categoría de: sustos.
Muy “influenciada” por Mamá y Babadook


El terror no es uno de mis géneros favoritos, ya que los personajes suelen comportarse de forma ilógica, les daré un par de ejemplos sacados de esta peli:

· Imaginemos una casa donde habita un monstruo o criatura o asesino. ¿Qué sería lógico que hicieran unos personajes aterrorizados? ¡Huir!
¿Qué hacen? Pretender pasar la noche durmiendo en la casa. ¡Durmiendo!

· Supongamos que el monstruo ataca sólo estando a oscuras (el título “Nunca apagues la luz” ya ofrece alguna pista). Lo lógico seria hacer acopio de linternas. 
¿Qué hace el nene? Guarda la linterna en un cajón y pone una vela. ¡Una vela!  

¡Toma vela, monstruo!


Lo mejor del film: el momento sable de luz



Peligro spoiler: siga leyendo bajo su responsabilidad

La gran incoherencia del film pero es cuando la hija rescatadora vuelve a la casa donde vivió una infancia de terror por la locura de su madre y su “amiga” imaginaria y encuentra una foto colgada en la pared de su madre y su amiga “no imaginaria”. ¿No la vio durante los 18 años que vivió allí? Y justo al lado de la foto, una caja con el historial médico de la amiga... 
¿Quién no tiene en su casa el historial médico de una persona muerta en extrañas circunstancias en un sanatorio 25 años atrás? A ver… 

miércoles, 18 de enero de 2017

Whiskey In The Jar

The Dubliners - Whiskey in the Jar


Thin Lizzy - Whiskey In The Jar


Metallica - Whiskey In The Jar

Un poco de historia de la canción WhiskeyIn The Jar

sábado, 14 de enero de 2017

París - Manhattan

Érase una vez una farmacéutica francesa que añadía a los medicamentos que dispensaba unas películas de Woody Allen, de su colección, para sanar a sus clientes.

La protagonista de teen

La protagonista de adulta

La protagonista yendo al encuentro del verdadero amor

viernes, 13 de enero de 2017

Cosas de Twitter


Esas cuentas cuyo último tweet es un “Buenas noches hasta mañana”, publicado en 2013...
Y nada más desde ese día, me dan yuyu.
¿Qué le pasó? 
¿Perdió la contraseña? 
¿Perdió las ganas de vivir y nunca llegó al mañana?

._. 

miércoles, 11 de enero de 2017

Mendel el de los libros


(...) y el bibliotecario, al que yo, cándido neófito, había pedido información, me gruñó en términos poco amables que la documentación era cosa mía, no suya.


Mendel el de los libros Stefan Zweig


lunes, 9 de enero de 2017

Echar a andar



Ando leyendo el “Viaje a la Alcarria” de Don Camilo. Tiempo atrás había leído uno de Josep Maria Espinàs, A peu per nosedonde (¬¬ es que tiene varios, no se ofendan). Y ayer pasó, fugaz por mis manos, uno de Maria Barbal: “Camins de quietud : un recorregut literari per pobles abandonats del Pirineu”.

Parece que es un género propio ese del escritor caminante. Incluso hay versiones televisivas como el genial “Un país en la mochila” de Labordeta.

A mi eso de andar no me va. Así que debería viajar con el Google Maps y el muñeco amarillo ese que uno deja caer en mitad de la calle para ver la panorámica del lugar. Quizás la realidad virtual le permita a uno viajar sin moverse. Y escribir luego sobre ese viaje…
Parece una idea bastante loca. La gracia del escritor caminante no está en las descripciones de lo que ve, sino en lo que siente en el lugar. Y para sentir el lugar hay que estar en el lugar.
¿O no?

El caso es que me agrada esa Alcarria, y esos pueblos abandonados y esas caminatas de Espinàs. Y cuando se sientan a la sombra de una encina y ven pasar un señor a lo lejos. O cuando llegan a un pueblo y hay un tipo en la plaza, a la sombra y entablan conversaciones sorprendentes… esas cosas menudas son las interesantes.
Las cosas menudas son las grandes cosas de la vida en realidad.

domingo, 8 de enero de 2017

EpicBiblioTweet

Todo es efímero en la vida y en el Tuitáh. He decido guardar bien ordenados los mejores tweets y retweets de la semana en un post semanal en el blog.
Así aquellos que tengan vida y se hayan perdido alguno, podrán recuperar el very best of the week

._. Hay que ver el tiempo que les dedico a ustedes, fans.













viernes, 6 de enero de 2017

En las montañas de la locura


Expedición polar, un invasor extraterrestre y especímenes biológicos gigantes: todos estos elementos ya se había visto antes en imágenes en La estrella misteriosa de Hergé, la primera aventura de Tintín que salió publicada en un álbum a todo color (1942).

 Como lector de Tintín, este texto de la solapa me ha emocionado. Quizás hasta lo revise de nuevo :D Releer lo bueno.

La palpitación H.P. Lovecraft sigue. Buscaré el texto original de En las montañas de la locura.

martes, 3 de enero de 2017

Ronda Rousey pierde… otra vez

El pasado 30 de diciembre de 2016, en el evento UFC207, la luchadora de artes marciales mixtas (MMA) Ronda Rousey volvía a luchar tras casi un año de ausencia.

Era un combate por el cinturón Bantamweight (57 a 61 kg) contra la actual campeona de la categoría: Amanda Nunes.
El último combate de Ronda había sido el 15 de noviembre de 2015 (UFC193), cuando perdió el campeonato Bantamweight tras una racha de 12 victorias.

Ronda Rousey había llegado a UFC sin haber sido derrotada jamás en un combate de MMA. En UFC fue la primera campeona de la categoría Bantamweight (Peso Gallo): 6 de diciembre de 2012 y se mantuvo invicta durante AÑOS.
Derrotó a Liz Carmouche, UFC157; Miesha Tate, UFC168; Sara McMann, UFC170; Alexis Davis, UFC175; Cat Zingano, UFC184; y a Bethe Correia, UFC190. Hasta UFC193, evento en que fue derrotada ante el asombro de aficionados y sobretodo: el suyo propio.
El reinado como campeona duró 1.074 días.


Ronda Rousey fue una luchadora en un deporte casi monopolizado por luchadores masculinos. Fue pionera en pelear en el main event (o combate principal) y su rostro (y el de su rival) aparecía en los carteles de promoción del evento… como lo que era: la campeona vigente y su rival (sin importar si eran hombres o mujeres).

Sus victorias, generalmente por rendición de su rival (algunas en apenas unos segundos) catapultaron a la fama a esta atleta. Ronda es judoka olímpica. Fue bronce en Pekín 2008, plata en el mundial de Judo de 2007 y oro en los Juegos Panamericanos. Su fama saltó fuera del octógono de UFC. Ronda aparecía en programas de televisión, en películas de acción (Fast & Furious 7, The Expendables 3, etc…) y co-protagoniza la portada de UFC 2, el videojuego oficial de UFC.


Cuando Ronda fue derrotada, en UFC193, perdió un combate, perdió la racha (12-0-0) y perdió el campeonato Bantamweight de UFC.
Ronda fue derrotada el 15 de noviembre de 2015 por Holly Holm.
Holm fue derrotada, en su primera defensa del título, por Miesha Tate (UFC196)
Tate fue derrotada, en su primera defensa del título, por Amanda Nunes (UFC200)
Y así llegamos al pasado 30 de diciembre de 2016 (UFC207) en que la campeona Amanda Nunes tiene su primera defensa del cinturón Bantamweight contra Ronda Rousey.

Este 2016 Ronda Rousey ha estado alejada de entrevistas y alfombras rojas. Ha vuelto a la soledad del gimnasio, el hábitat natural de un atleta. Ronda se ha tomado su tiempo –como dicen los americanos- y ha vuelto cuando ha estado preparada. UFC, que en el fondo es un negocio, ha realizado una estupenda campaña publicitaria para este evento. Con un lema simple y corto: she’s back.

No hace falta decir más. Ronda Rousey, no sólo fue LA campeona de la empresa, como dijo un comentarista, fue la número 1 y no había número 2; eran ella y el resto.

Toda la atención mediática de UFC207 estaba concentrada en Rousey, lo que ha dejado a la campeona Nunes algo abandonada. Y para Amanda Nunes este también era EL COMBATE. No sólo defendía por primera vez su campeonato, sino que lo hacia ante la excampeona más longeva y más dominante de la historia.


Llegado a este punto quisiera informar al lector que yo, de artes marciales mixtas, no tengo ni idea. Así que mis comentarios del combate son impresiones de un neófito que suele disfrutar más la previa y el ritual de entrada que la pelea en sí.

Decir, a toro pasado, que sabía que Ronda iba a perder sería completamente falso. Pero antes del combate sentí un gran pavor a que perdiera. Pensé que Ronda tenía más a perder que a ganar. Si Ronda ganaba, el estado natural de las cosas volvía: ella era la campeona y como se leía en una frase motivadora del gimnasio en que se la veía entrenar The victory is an habit. Pero ¿qué pasaba si Ronda perdía…? Hace poco dijo en una entrevista a Ellen DeGeneres que tras su derrota había pensado en lo peor: “En ese segundo exacto fue como, no soy nada, ¿qué hago ya? Nadie dará una mierda por mí”.

Durante la previa percibí tres detalles irrisorios que me hicieron pensar lo peor.
(También debo decir que pensar lo peor es mi estado natural).
Entrada en UFC175 con "Bad reputation" 

Ronda entró a la arena con el ceño fruncido y su habitual tema musical de “bad reputation” de fondo. En el ritual de entrada, tuvo problemas con la cremallera del chándal (no debe ser fácil despojarse de la ropa con los guantes de combate puestos) pero para ello están sus asistentes y entrenadores. Nadie ayudó a Ronda. Había a su alrededor un espacio de seguridad que nadie osaba invadir. Fue ella la que fue a abrazar, como es costumbre, a sus segundos.

Mientras esperaba a su rival, Ronda ceño fruncido, no dejó de calentar ni un instante. Parecía ansiosa de empezar. Parecía a punto de saltar y destrozar a alguien, un dique a punto de desbordarse. Ronda no se inmutó durante la presentación de Bruce Buffer (It’s taaaaaaaime). Ni un saludo a la cámara, ni un guiño a los fans. Nada. Y ahí me asaltó el segundo detalle irrisorio: Ronda Rousey no estaba concentrada, estaba enfurruñada.
Para ella, todo este año no había transcurrido en realidad: acababa de perder contra Holm hacia un momento y ahora iba recuperar lo que era suyo. Iba a DEMOSTRAR quién mandaba ahí. No había ni octógono, ni público, ni nada: estaba ella y su objetivo: recuperar su campeonato.
Cuando sonó la campana Nunes se acercó con el puño en alto, en forma de saludo, pero lo bajó enseguida porque Rousey no iba a saludarla ya: no estaba para hostias. Lo dicho: Ronda estaba enfurruñada no concentrada.

El tercer detalle irrisorio era el buenazo de Herb Dean, el árbitro. Herb Dean era el árbitro del combate de Ronda en UFC193, cuando ella perdió. Obviamente el árbitro NO TUVO nada que ver (seamos serios, esto no es wrestling :D) pero como detalle irrisorio es una de esas coincidencias que llamarían la atención a Iker Jiménez.

Sobre el combate, muchos y mejores entendidos han escrito ya. Nunes fue directa, precisa y certera en sus puñetazos. Rousey se apartó, fue arrinconada y se tambaleó como un borrachín que trastabillase sus pasos. Y eso fue todo.

Ronda Rousey desapareció del octógono justo tras levantar Herb Dean el brazo de Amanda Nunes. No iba a estar allí ni un segundo más del estrictamente necesario. Durante casi un año había hecho lo correcto: entrenar en silencio mediático y dejar que los contundentes resultados hablasen por ella. Pero el combate no había salido como ella esperaba. No había hecho nada mal pero las cosas no habían salido bien.
Por increíble que parezca, y sobretodo a ella misma, Ronda Rousey había perdido… otra vez.


Amanda Nunes disfrutó su momento, invitó a Rousey al retiro y a ir a hacer películas y dinero (¿la WWE quizás?)

Su segunda derrota, y en especial de la forma en que ésta se ha producido, pueden provocar un giro. Su momento de gloria (que duró años) y su reinado como campeona (más de mil días) parecen haber pasado ya. Quizás Ronda lo asuma, se retire y se dedique a otras cosas. O quizás no. O quizás ahora realmente se tome su tiempo, se prepare como siempre y se concentre en ganar su siguiente combate y no se enfurruñe porque le han quitado SU título de campeona.  
Quizás ya haya una nueva generación de luchadoras o quizás Ronda Rousey pueda volver a ser la campeona.
El tiempo dirá.


Desde aquí, mis mayores respetos por su trayectoria y sus logros.