sábado, 5 de mayo de 2018

Saturno 3


Saturno 3 (Saturn 3; 1979) de Stanley Donnen


Empezar diciendo que supe de la existencia de este film por Sheldon Cooper
Se la menciona en un chiste numérico de Big Bang junto a Espacio profundo 9 y Babylon 5.
De lo contrarío creo que JAMÁS habría visto una película de ciencia-ficción con Kirk Douglas, Farrah Fawcett y dirigida, en su declive fílmico, por Stanley Donnen (Cantando bajo la lluvia, Siete novias para siete hermanos o Charada).

"¿Khé cosa rara e eza?"
Es una peli de robots en el espacio. 
Les voy a hacer una sinopsis porque la que hay en Filmaffinity está mal. 
Un tipo malvado, el capitán Benson (Harvey Keitel con coleta), asesina a otro tipo y ocupa su lugar en la nave con misión a Saturno. 
Si se preguntan por qué nadie se da cuenta del cambiazo es porque el malvado lleva el casco espacial (más negro que el de Darth Vader) y nadie hace ninguna comprobación de rigor.
._. Qué falta de profesionalidad.
Saturno 3 o 3 mecánicos de Fórmula 1 en un viaje psicodélico

La misión consiste en llevar a una base remota, ubicada en una luna de Saturno, un robot moderno (un "semidios", lo llaman), montarlo y dejarlo allí funcionando ocupándose de las plantaciones de comida que hay.
(Se supone que en esa base experimentan con cultivos para un planeta Tierra hambriento. Pero las únicas "plantaciones" que veremos en el decorado serán un par de ficus).
El malvado Benson encuentra a la base a una pareja formada por Adam (un Kirk Douglas maduro) y Alex (Farrah Fawcett). 

Foto promocional de Farrah Fawcett para Saturno 3
(Aunque en la película NUNCA la vemos vestida así)
Suele aparecer así ...
¿Saturno?, ¡Uff, qué calor!
Advierta el lector, por favor, la plantita a la izquierda de la imagen


Nada más llegar Benson dice a Alex que (ella) tiene un buen cuerpo y que (él) quiere usarlo.
._. ¿Pardón?
Luego insiste que en la Tierra la gente se usa unos a otros para gozar y que no entiende por qué ella está unida en exclusiva al caduco de Adam.

Y ahí tenemos el meollo de la película: triángulo pasional entre señor mayor, chica joven y joven impetuoso (cuya única satisfacción son unas pastillas azules).

Benson monta el robot, cuya parte fundamental es una maleta-tubo en la que está "el cerebro humano no nacido" (como un disco duro nuevo). Lo del cerebro merece un aparte. Benson roba la maleta-tubo del tipo que debía ir a la misión en un principio. Pero esa maleta-tubo la saca de su taquilla en un vestidor.
¿Khé? ¿O sea lo tiene guardado junto a las camisas de repuesto y las botas?

El robot (un tipo metido en un armatoste) tiene una lámpara menuda por cabeza lo cual le da un aspecto bastante ridículo y más parecido al simpático Wall-E o al prota de Cortocircuito que no a un robot malvado.
Y esto también merece un apunte: Según se cuenta, el robot aprende "cerebro a cerebro" con su montador. Es decir, el robot empieza a desear a Alex porque su "montador" la desea. De lo que deducimos que el robot no es malo, pero si hace malas acciones es porque está imbuido por la personalidad retorcida de Benson.
Benson y el robot tiene una charla sobre quién de los dos funciona mal.

Ahí es simpático ver que el robot usa una pantalla para comunicarse, pero no está conectada a ella, sino que debe TECLEAR para que sus "palabra" sean leídas. También vemos que en ese futuro que plantea la película la gente sigue repasando albaranes de papel con un bolígrafo.  
._. Pos vaya avance.


A mí no me pareció tan mala como dan a suponer las 3 nominaciones a los Razzies. Aunque las persecuciones por los pasillos del final se hacen largas, pero antes de eso, resulta entretenida. Un espacio cerrado y 3 personajes (4, si contamos al robot y 5 si contamos al perro, aunque el perro no tiene frase) siempre es un desafio.

Sección HOT:
En un movimiento de giro con toalla veremos los pechos de Farrah Fawcett y en un forcejeo desnudo le veremos el culo a Kirk Douglas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ò_ó Bigila la hortongrafía