jueves, 1 de diciembre de 2016

Calella, flash-back

La masificación de turistas, las borracheras, el saltar del balcón del cuarto piso del hotel y la imposibilidad de encontrar aparcamiento en Calella... De todo ello ya hablaba Francesc Grau i Viader  en su libro Calella, flash-back escrito en 1985.

Treinta años después… la vida (en verano) sigue igual.

Lo del balconing me ha sorprendido. Hace treinta años ya había idiotas que saltaban del balcón del hotel… se supone que a la piscina del mismo hotel.



Mi texto favorito es “Calella és tot el contrari” en que describe a los ciudadanos en base a la nomenclatura de las calles de la ciudad. Apenas una hoja de puro ingenio fruto de la observación de las cosas menudas: los nombres de las calles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ò_ó Bigila la hortongrafía